Fracaso escolar, clase social y política educativa


Fracaso escolar, clase social y política educativa

José Saturnino Martínez García

Espanyol

2007

El fracaso escolar, como otros muchos conceptos intuitivos que son problemas sociales, es fácil de pensar, pero no tanto de definir. Lo que podríamos llamar la visión convencional del problema considera que el fracaso escolar se produce cuando los estudiantes no alcanzan un nivel mínimo de escolarización (o nivel de conocimientos). Una visión alternativa sostiene que no hay que centrarse tanto en los estudiantes, sino más bien en un problema del sistema educativo, que no es capaz de hacer frente a sus obligaciones. El indicador más estándar de fracaso escolar es la proporción de estudiantes que no obtienen el título obligatorio cuando llegan a la edad que en teoría es necesaria para alcanzarlo. Así medido, el fracaso escolar es alto en España. Pero eso no es una novedad, pues durante varias décadas así ha sido. De vez en cuando, a raíz de alguna publicación estadística, los medios de comunicación y los políticos se rasgan las vestiduras ante las dimensiones del problema en España. Muchos de los profesionales dedicados a la educación aprovechan la ocasión para recordar que el gasto público en educación, como % del PIB o como gasto por alumno, es bajo en España, o que sus servicios son más necesarios para disminuir el fracaso escolar. Se insiste en que es un fenómeno complejo y multicausal (Marchesi 2003), por lo que es necesario afrontarlo con profesionales atentos a las necesidades de los alumnos. Pero lo cierto es que el fracaso escolar está en buena medida relacionado con un solo factor que normalmente se olvida: la clase social de las familias. 





Estat espanyol

Aquesta base de dades està en fase de proves.

Desenvolupada per estudiants UB a través de la oficina del Gapei. Si teniu qualsevol dubte tècnic, suggeriment o proposta, escriviu-nos al correu gapei@ub.edu .