X
notit

La financiación de las universidades públicas en Cataluña, 1996-2014


La financiación de las universidades públicas en Cataluña, 1996-2014

Sergio Espuelas, Alfonso Herranz y Enric Tello

Espanyol

2015

Para contribuir a la estabilidad presupuestaria en tiempos de crisis el real decreto-ley 14/2012 establece que los estudiantes paguen entre el 15 y 25% del coste de su enseñanza universitaria. Este informe examina sus efectos desde diversos ángulos:

1. En lo referente al cambio de modelo de financiación de las universidades públicas en Cataluña, los resultados muestran que las transferencias públicas se han reducido un 45% entre 2009 y 2012, lo que supone un retroceso equivalente a nueve años en términos reales. El gasto total de las universidades públicas se ha reducido un 21%, gracias a la fuerte subida de un 47% de las matrículas y tasas que pagan los estudiantes.

2. En cuanto a la proporción del coste de la docencia que pagan los estudiantes realmente, la falta de una contabilidad analítica de costes en la mayoría de universidades no permite diferenciar entre el gasto en docencia e investigación. A partir de la proporción de horas de docencia del profesorado en la UB, el informe estima el coste medio de la docencia en las universidades catalanas en el 59% del coste total (dentro de un rango de variación que iría desde un mínimo del 49% hasta un máximo del 69%). Según nuestros cálculos, los estudiantes han pasado de cubrir un 21,6% del coste de la docencia en 2008 al 41,6% el 2012. Estos porcentajes representan la media de unas cifras que varían mucho entre universidades, desde un 31% en la UPF hasta el 56% en la UB, pero que están siempre significativamente por encima del 15-25% establecido en el decreto-ley 14/2012 para las primeras matrículas de grado.

3. Desde un punto de vista comparativo, el gasto universitario en Cataluña como proporción de su PIB (0,8%) es inferior a la media de la OCDE (1,27%). En cambio, calculado por estudiante es comparable a la media de la OCDE, aunque es inferior al de la mayoría de los países europeos. El contraste se explica porque el número de estudiantes es inferior en Cataluña que el promedio de la OCDE respecto de la población total y también, pero en menor medida, respecto de los jóvenes entre 20 y 29 años. Eso desmiente que exista “sobre-educación” en Cataluña.

4. El cambio de modelo de financiación ha situado a Cataluña muy cerca del reducido número de países anglosajones donde los estudiantes pagan una elevada proporción del coste total de las universidades, y nos ha alejado de la mayoría de países de Europa y otros lugares del mundo donde pagan menos del 15% o el 0%. En Cataluña las aportaciones de los estudiantes han pasado de representar el 16% de los gastos totales de las universidades (incluyendo docencia e investigación) en 2011 a un 26% en 2013. También se ha ensanchado la diferencia entre la proporción que pagan en Cataluña y el resto del estado.

La reducción del gasto público en universidades ha hecho que Cataluña retroceda a niveles cercanos al inicio del siglo. Esta política podría ser la causa de que el número de estudiantes haya frenado su crecimiento y haya comenzado a disminuir desde 2011, un hecho inédito desde 1970 (y probablemente desde los años posteriores a la Guerra Civil). Esto supone revertir el proceso de convergencia con la mayoría de países europeos que tienen una proporción superior de estudiantes universitarios y cubren el gasto universitario fundamentalmente con presupuestos públicos. De persistir esta tendencia, corremos el riesgo de una regresión que nos alejaría de la alta inversión en talento y capacidad de investigación universitaria que el país necesita para abrir camino a un nuevo modelo económico que vaya más allá de la construcción y el turismo. Cataluña tiene aún pocos estudiantes universitarios, y los puede estar reduciendo al hacerles pagar un 42% de su enseñanza. El bajo gasto universitario en proporción al PIB demuestra que ello no se debe a que no se puedan pagar más y mejores universidades.





Catalunya

Aquesta base de dades està en fase de proves.

Desenvolupada per estudiants UB a través de la oficina del Gapei. Si teniu qualsevol dubte tècnic, suggeriment o proposta, escriviu-nos al correu gapei@ub.edu .